Inicio / Estudiantes / Seis estudiantes utilizan la potencia informática para resolver problemas complejos

Seis estudiantes utilizan la potencia informática para resolver problemas complejos


Un proyecto podría ayudar a los investigadores médicos a comprender la comunicación en el cerebro. Otro busca descubrir atributos clave que podrían ayudar a los pronosticadores a determinar cuándo es probable que una perturbación tropical se convierta en un huracán importante.

Estos son los objetivos de sólo dos de los seis estudiantes de posgrado de la Universidad de Miami que recientemente recibieron la primera Beca Provost en Computación Interdisciplinaria. Cada estudiante explora una forma diferente en que pueden utilizar la tecnología avanzada para mejorar nuestro mundo.

Abiertas a candidatos de doctorado a tiempo completo en su primer, segundo o tercer año de estudio, las becas están diseñadas para estudiantes cuyas investigaciones involucran ciencias de la computación, ciencia de datos, aprendizaje automático o inteligencia artificial, y que aplican estas metodologías para avanzar en el conocimiento. en el área temática elegida. Los premios incluyen un generoso estipendio que permitirá a estos estudiantes centrarse en proyectos de investigación e, idealmente, recaudar subvenciones externas para su trabajo.

Taller de Becas de Informática

«Todos ustedes representan a los mejores estudiantes que trabajan en ciencias de la computación en toda la institución y estamos muy contentos de ofrecerles esta beca por primera vez», dijo Guillermo «Willy» Prado, vicepresidente ejecutivo interino de asuntos académicos y rector.

Las becas forman parte de la iniciativa Computación en la UM, que se enmarca en el plan estratégico de la Universidad, la Hoja de Ruta hacia nuestro nuevo siglo.

Los ganadores de esta beca inicial son:

Jieming Bian, un estudiante de doctorado de tercer año en ingeniería eléctrica e informática, está intentando crear un modelo de aprendizaje automático que permitirá a los hospitales compartir datos de pacientes no identificados. En última instancia, el objetivo es ayudar a crear herramientas de diagnóstico de IA más sólidas que puedan ayudar a los médicos a ofrecer diagnósticos más eficientes y precisos. Bian trabaja bajo la tutoría de Jie Xu, profesor asociado de ingeniería eléctrica e informática.

Will Downs, estudiante de doctorado de tercer año en ciencias atmosféricas, estudia más de 20 años de conjuntos de datos del Centro Nacional de Huracanes y de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica que rastrean las perturbaciones tropicales en todo el mundo. Utilizando técnicas de aprendizaje profundo, Downs espera identificar los componentes clave que causan que estas perturbaciones se conviertan en ciclones tropicales y grandes huracanes. Su asesora es Sharan Majumdar, profesora de ciencias atmosféricas.

Nicolás Echevarrieta Catalán, estudiante de doctorado de segundo año en informática, espera crear una herramienta que pueda ayudar a diagnosticar tejido canceroso de manera más eficiente. Comienza con el cáncer de mama, el tipo de cáncer más común en el mundo. Pero dijo que esperaba que esta herramienta de aprendizaje profundo, que sería capaz de detectar células cancerosas a nivel microscópico, también pudiera identificar la ubicación de tumores malignos, en un proceso más eficiente y rápido que podría ayudar a reducir los tiempos de espera para el tratamiento y, en última instancia, prevenir la propagación del cáncer. Su asesora es Vanessa Aguiar-Pulido, profesora asistente de informática.

Danae Stephens, estudiante de doctorado de tercer año en biología y ecología marina, está trabajando para identificar nuevas interacciones entre virus gigantes y los virófagos más pequeños que los atacan en los genomas de organismos diminutos llamados protistas. Su trabajo implica el uso de herramientas bioinformáticas para procesar secuencias genéticas masivas de más de 600 microorganismos, por lo que la informática de alto rendimiento es fundamental para su investigación. El trabajo de Stephens «promete revolucionar nuestra comprensión de la complejidad de los virus en la naturaleza», escribió su asesor, Mohammad «Monir» Moniruzzaman, profesor asistente de biología y ecología marina.

Jieyuan Tian, estudiante de doctorado de tercer año en informática, espera crear una forma no invasiva de registrar señales cerebrales en lo más profundo del órgano más complejo del cuerpo. Para ello, está desarrollando una nanopartícula que podría inyectarse en el cerebro para registrar y estimular la actividad cerebral profunda. Actualmente, el único método que puede realizar esta investigación cerebral de primera mano consiste en insertar sondas con agujas en el cerebro. Sin embargo, Tian utiliza partículas magnetoeléctricas extremadamente pequeñas, combinadas con un programa de computadora para leer y registrar señales cerebrales, para crear este método. Espera que esto aumente nuestra comprensión del cerebro. El asesor de Tian es Sakhrat Khizroev, profesor Victor P. Clarke de ingeniería eléctrica e informática, así como profesor de bioquímica y biología molecular.

Pragatheeswaraan “Prag” Vipulanandan, estudiante de doctorado de segundo año en ingeniería eléctrica e informática, quiere encontrar formas de frenar la difusión de información errónea en línea mediante el análisis de datos mediante herramientas de inteligencia artificial. Para lograr esto, trabaja para cuantificar la incertidumbre en los datos y predicciones generados por IA para que los usuarios finales puedan evaluar la confiabilidad de sus resultados generados por IA. Trabaja con Kamal Premaratne, profesor de ingeniería eléctrica e informática, así como con Dilip Sarkar, profesor asociado de informática.




Puede interesarte

Baloncesto universitario femenino: Union se recupera para vencer a St. Lawrence en los playoffs de la Liberty League | deportes universitarios

CANTON – El equipo de baloncesto femenino de Union College se recuperó y anotó 37 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *